martes, 15 de abril de 2014

Sobre los dioses III

La etapa histórica en la que los dioses eran adorados por el hombre fue sin lugar a dudas la más sangrienta de la humanidad: sacrificios, fanatismo y guerras sin cuartel amparadas por la divinidad. ¿Qué o quién se esconde tras los dioses? Lo que sea se trata de algo especialmente poderoso que casa bien con la necesidad espiritual humana.




Los dioses no eran precisamente un compendio de virtudes: incestos, violaciones, parricidios, crímenes en masa, robos, secuestros y una larga lista de pecados. Así en la Iliada los dioses toman partido en uno y otro bando durante la guerra de Troya. Algo que deja anodadado a cualquiera que analice el asunto desde un punto de vista ético. Se me ocurren algunas teorías sobre el origen de los dioses, al contrario que muchos profetas de la verdad absoluta (frikis-new age), no tengo la respuesta segura, tan solo conjeturas. Cada una de estas teorías tiene sus defensores y detractores.

1-Quizá los primeros dioses fueron poderosas entidades espirituales de otros planos que tomaron contacto con brujos y profetas. El poder y jerarquía del hechicero o sacerdote era enorme en las primeras tribus, sobre todo por su capacidad de curar, adivinar o contactar con el otro mundo. Estas entidades guiaban al pueblo a través de los sacerdotes, los cuales a cambio mejoraban su prestigio y escala social.




2-Otra posibilidad es que los dioses fuesen extraterrestres muy evolucionados tecnológicamente que al contactar con el hombre le enseñaron ciertas disciplinas (astrología, agricultura, escritura, etc.) a cambio de obediencia ciega. Las guerras entre dioses puede corresponder a riñas entre los extraterrestres asentados en la Tierra. La raíz etimológica de "dios" (brillante) podría ser debido al brillo que emitían ellos o sus naves. Existen multitud de leyendas en las que héroes o monarcas reciben de los dioses poderosas armas mágicas. ¿Quizá armas espaciales muy avanzadas?




3-Los dioses fueron personas ejemplares de carne y hueso que con el tiempo se magnificaron sus proezas. Así por ejemplo el dios Asclepio pudo ser originalmente un médico innovador y excelente. Las rimas y mentiras de los bardos acrecentaron aún más si cabe su fama. El hombre tiene tendencia psicológica natural a idolatrar y exagerar cualquier cosa que le reporte beneficio o admiración, eso está demostrado machaconamente por la historia, aún hoy día. Desde el punto de vista de las creencias es bastante infantil y fácil de engatusar, guste o no. Si hay multitud de ejemplos en occidente de personas con cuestionable moral que muchos llevan a los altares (Lady Gaga, Francis Drake, Michael Jackson, Adolf Hitler), ¿Qué no se hará con los que tengan una moral más elevada? (Gandi, Nelson Mandela, Adolfo Suárez, Jesús de Nazaret...).





4-Los primeros astrólogos aprendieron su ciencia de los "dioses", en este caso los brillantes astros. Los ciclos de los planetas, las mareas, la navegación nocturna, el zodiaco, las estaciones o las matemáticas fueron los principales conocimientos que trajeron la civilización al hombre de las cavernas. Estos astrólogos, sabios pero humanos, causaron antaño una revolución tecnológica impresionantemente importante en sus respectivos pueblos. La tecnología permite sobrevivir venciendo a los enemigos (humanos o animales) y dominándolos. Los planetas y astros serían los dioses (no en vano los astros recibieron nombres divinos) y los astrólogos sus "sacerdotes". Saber es poder.